Información corporativa

El ICF es una entidad con personalidad jurídica propia, sometida al ordenamiento jurídico privado. La entidad dispone de patrimonio y tesorería propios que le permiten llevar a cabo su actividad.

El ICF actua siguiendo los principios de estabilidad financiera, gestión y control del riesgo, de acuerdo con la normativa y los requerimientos fijados por los reguladores a nivel estatal y europeo para las entidades de crédito.

El ICF está categorizado por el Banco de España como institución financiera no monetaria y ratificado por el EUROSTAT como entidad fuera del perímetro SEC (público), por lo que no agrega ni déficit ni deuda a la Generalitat de Catalunya.

Para llevar a cabo su actividad, el ICF se financia fundamentalmente en los mercados nacional e internacional, vía crédito bancario y emisiones de deuda.

La gobernanza interna, la estructura, los procesos y la operativa de la entidad siguen los criterios fijados por la normativa bancaria europea (Directiva 2013/36/EU, Reglamento 575/2013 y Basilea III) y estatal (Ley 10/2014, de 26 de junio, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito).

Asimismo, el ICF registra movimientos económicos y presenta sus estados financieros de acuerdo con la normativa establecida para las entidades de crédito.

 

Informes ejercicios anteriores

Informe anual 2016